Sábado, 22 de Noviembre, 2014
Decoracion

Decorar una sala reducida

Viernes 28 de Junio, 2013

La tendencia para decorar una sala con espacio reducido es el sofá de dos plazas, el cual se complementa con un chaise longue (un tipo de sillón, tipo diván, con el asiento más largo que el estándar para soportar las piernas); los asientos suelen ser amplios para ofrecer comodidad y capacidad para tres o cuatro personas, comentó Jonathan Ortega, gerente de ventas de Dico Polanco.

Dependiendo del tamaño de la familia y sus gustos, es posible encontrar salas de tres piezas con dos loveseat y sillón con buen diseño y medidas en verdad pequeñas. Si vas a optar por este tipo de sala, te sugerimos que no pegues los muebles a la pared, porque hacen que el espacio se vea saturado. Lo mejor es separarlos y acomodarlos en círculo para crear un efecto de amplitud y una atmósfera más íntima.

A veces no es necesaria una gran sala, sino reunir muebles que no sean de un conjunto pero que resulten complementarios; por ejemplo, un sofá cama se puede complementar con un sillón.

En lo que se refiere a la tapicería, Roberto López, de Mufelo, aconseja que, al igual que en el caso de cortinas y edredones o colchas, en la sala no se utilicen estampados grandes sino motivos pequeños, rayas o cuadros.

Elige mesas de centro multifuncionales, por ejemplo, las que llevan integrados cuatro taburetes. Las hay de superficie cuadrada o circular y los pequeños asientos se integran al mueble de tal manera que cuando están guardados hacen un solo objeto.

Otras opciones recomendables son las mesas de centro y los taburetes que sirven a la vez de baúles, así como las mesas y los taburetes con forma de cubo abierto por dos costados, pues el espacio interior resulta bastante amplio para guardar cosas.

Son útiles esos juegos de tres mesas de diversas alturas y dimensiones que pueden quedar integradas como una sola o hacerse tres objetos independientes.

En la sala, para crear un buen efecto siempre es recomendable un espejo grande. Son ideales los espejos alargados que se pueden colocar horizontales arriba del sillón.

Otros complementos indispensables son los racks para discos compactos y DVDs. Los centros de entretenimiento, en cambio, comienzan a ser obsoletos. Las nuevas pantallas de plasma resultan más cómodas colgadas en la pared. Puedes aprovechar los espacios de los costados para poner unas bocinas, y la parte inferior para situar un librero o repisas.

Si tienes libros, cabe la posibilidad de empotrar un librero por encima de otros muebles, por ejemplo, alrededor de los sillones de la sala. Con frecuencia resulta mejor que comprar un librero. Si el espacio es insuficiente, puedes destinar una pared completa, de piso a techo, para librero.

Tomado de metroscubicos.com  Foto portada albmobiliario.com

   

   

   

Articulos Anteriores:
Volver